Si quisieras hacer una consulta médica ¿a cuál de los cuatro se la harías?

 

syu-diag1

El 90% de las personas a las que les hago la consulta escogen la imagen de la derecha.

Ahora hablemos de por qué y hablemos también de liderazgo.

Ninguna de las personas a las que hice esta pregunta me preguntó por la experiencia de los médicos, especialidad o tipo consulta. Simplemente escogieron en base a la percepción que tienen de un personaje. Con el liderazgo ocurre lo mismo. Cada vez más recibimos mensajes del tipo, ¿cómo ser un gran líder? o ¿qué características tienen que tener los líderes? Sin embargo, cuando hablamos de líderes como tal, existen diferentes perfiles que muestran un abanico de líderes basado en criterios… ¿objetivos? Realmente yo creo que no. El liderazgo no solo se ejerce, sino que además se percibe. El líder cuando actúa, condiciona y dota de sentido las acciones del resto. Esto es lo que les hace distintos y diferenciales. ¿Qué caracteriza entonces a un líder? ¿Qué habilidades concretamente debe desarrollar para ser un auténtico líder?

Volvamos ahora al ejemplo. ¿Por qué has escogido a un tipo tirano y maleducado por encima de un perfil más cordial? La respuesta a esta pregunta vuelve a ser mayoritariamente “el señor de la derecha”, debido principalmente a ser un personaje de más éxito, más experiencia, que sabe más o que trabaja con un equipo.

Intentemos ser de nuevo observadores. ¿Qué hace distinto al personaje de la derecha?

  • Que actúa de modo firme con objeto de conseguir la sanación del paciente (resultado)
  • Que hace pruebas que le aporten datos para obtener una confirmación de su diagnóstico y las conoce y las discute de modo experto.
  • Que tiene un equipo de trabajo sólido de primer nivel que le sigue firmemente y confía en él.
  • Que su equipo genera opciones nuevas que ayudan a encontrar un diagnóstico y un tratamiento correcto.

¿Entendemos entonces el liderazgo como un estilo o como la suma de una serie de cualidades? En mi opinión hay factores emocionales que influyen en la percepción y el ejercicio del liderazgo, pero lo que realmente hace que alguien sea percibido como líder es el uso de habilidades directivas de modo adecuado a cada situación.

Nuestra relevancia y capacidad de acción sobre los demás, y por lo tanto nuestro liderazgo, vienen determinados por nuestra habilidad para ejercer en cada momento acciones dirigidas:

  1. Al cumplimiento de los objetivos. No solo alcanzarlos con efectividad y eficacia, sino tener además capacidad de hacer partícipes de ellos a todos los miembros de la organización e involucrarlos en objetivos comunes.
  2. Al correcto análisis e interpretación de los datos objetivos. Con objeto de anticipar situaciones o hechos que puedan cambiar el rumbo previamente establecido o influir en los resultados.
  3. A nuestra capacidad para crear entornos de trabajo colaborativos, con departamentos cohesionados y que trabajen en equipo. Que nuestras reuniones sean realmente productivas.
  4. A nuestra capacidad de delegación y creación de equipos de trabajo que puedan generar nuevas opciones dentro del entorno empresarial. Nuevas visiones, nuevos proyectos y la capacidad de integrarlos a nuestra actividad o generar nuevas.

Por todo esto SYU Liderazgo© es una herramienta de máxima utilidad para incorporar tanto a nivel organizativo como en áreas de selección.

SYU Liderazgo© es una herramienta que permite medir el liderazgo, no como un estado aislado a través de preguntas respondidas por ti mismo, sino a través de otros, de personas reales que actúan como observadores y valoradores, evaluando una experiencia que les cuentes.

Lo que hace diferente a SYU Liderazgo© es que nos ofrece un completo diagnóstico de cuál es nuestro estilo de liderazgo. Qué facetas tenemos más y menos desarrolladas, cómo impactan unas en otras, cuál es nuestro potencial y nuestra pericia, además de una serie de consejos, basados en los datos obtenidos y que nos ayudan a mejorar. Un completo diagnóstico pues, de cómo están las competencias que influyen en el liderazgo.

O como diría el médico, sea cual sea el que hayas escogido: solo desde una correcta diagnosis podemos empezar el tratamiento.

 

Carlos González.

Certificado en SYU Liderazgo.